google-site-verification: googledbc3d81c16fe4c9b.html

Estira tu pensión

ESTIRA
TU
PENSIÓN
Title
Vaya al Contenido
"Vive feliz en la Costa da Morte"
Proyecto
Este proyecto está dirigido  fundamentalmente  a los jubilados que  tengan como soporte económico  una pensión. Pero no excluye a ninguna  otra persona que pueda estar interesada en el proyecto.

La idea base es el rendimiento que puede obtenerse de una pensión en estos municipios (Concellos) en contraste con el obtenible en una gran ciudad.

¿Que me induce a lanzar este proyecto? En primer lugar, pienso que mi experiencia es exportable al colectivo de los “jóvenes” mayores de 60 años y el agradecimiento a lo que esta tierra y sus habitantes me proporcionan en el día a día.
Mi misión es la de “orientador”, para aclarar dudas, enfocar preferencias y prestar ayuda en su libertad de elección, a través de un e-mail, exclusivo para este proyecto.
Este proyecto piloto, centrado en la comarca en la que vivo, por tener mejor conocimiento de causa, abarcará 7 Concellos con diferente cartera de servicios  diferente oferta inmobiliaria  y diferente estructura geográfica  para que el futuro residente pueda elegir de manera totalmente libre según sus preferencias en cuanto al tipo de residencia que prefiera.

Testimonio
Hemos aterrizado en una aldea  de Coristanco, la Coruña, hace tres meses.
 
Optamos por comprar una casa antigua y reformarla a nuestro gusto, dentro de las posibilidades, claro. Para los papeleos con el ayuntamiento han sido todo facilidades, incluso nos hablaron de varios  constructores y elegimos al que nos ha hecho la obra en 4 meses!!.  Vivimos una vida nueva libre del bullicio de la ciudad.
Aquí no hay problemas de tráfico, aparcamiento, aglomeraciones, ruidos de vecinos....
Las horas cunden muchísimo, y sí, la verdad, estamos trabajando. En lo que nos apetece. Un día plantamos algo o ponemos el vallado de la huerta, que tiene una tierra maravillosa, otro día restauramos algún mueble que había en la casa y queremos conservar. Y pasan los días y son tan estimulantes que al final nos damos cuenta de que no hemos utilizado el coche, ni puesto un pie en la calle, ni hemos tomado el café de media tarde, no hemos encendido la tele hasta la hora de cenar y que nos hemos reído muchísimo de nuestra inexperiencia.

La playa de Razo está a 11 Km y pasear por su orilla, toda para nosotros, incluso en invierno, es una delicia. No tenemos que bajar a los perros a la calle, son libres de entrar o salir cuando quieren y están felices de tanto aire libre.
Cuando acabemos el gallinero, vendrán las gallinas. No hay escasez de nada, tenemos dos traídas de agua vecinales que son gratis. Tenemos árboles frutales y es muy agradable escoger la variedad de manzana que queremos para el postre o para una tarta.

Reparten en variedad de furgonetas el pescado, la fruta, ultramarinos y congelados, que con sus bocinas nos anuncian su llegada. Si queremos, ya que tenemos justo enfrente de la casa, una tienda / bar abierta todos los días del año, con la calidad de los productos de la zona. Y si necesitamos algo más sofisticado,a unos 5 Km tenemos todo tipo de tiendas, hipermercado, restaurantes, profesionales y el Centro de especialidades sanitarias.

El Centro de salud está en el pueblo y nos cambiaron la tarjeta sanitaria en el mismo momento que nos acercamos para preguntar cómo era el trámite. La gente es estupenda, amable y tranquila. Ya conocemos a bastantes vecinos y se muestran encantados de que estemos aquí y se ofrecen para todo.

Nuestros hijos y nietos han podido venir poco por las restricciones. Todos tenemos " morriña" de los demás y nos visitan en cuanto pueden con mucha alegría. Los niños felices, sin tele, sin tablets, sin consola. Solo jugar, como no los había visto antes. Resumiendo: ha sido un regalo de la vida poder estar aquí, un sueño cumplido y el descanso que ya nos merecíamos.
Regreso al contenido